¡No te duermas, habla conmigo!

(Fuente: indirectas)

No me quiero mentir, pero no puedo decir la verdad.
Quiero que vuelvas a ser quien eras cuando te conocí.
Verte amar a otra, no se si hay peor castigo.
Te amo. Creo que esa es mi condena.